Sobrepeso Y Obesidad Infantil, Un Mal Cada Vez Más Común


La obesidad y el sobrepeso se han convertido en las últimas décadas en un problema de salud a nivel mundial.

El sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud tanto física y mental. 

causas de la obesidad mundial

Datos según la OMS (Organización Mundial para la Salud)

  • La obesidad se ha triplicado desde los años setenta en casi todo el mundo.
  • En 2016, más de 1900 millones de adultos tenían sobrepeso, y más de 450 eran obesos.
  • En la población infanto-juvenil, las tasas de sobrepeso y obesidad superan los 340 millones, de los cuales, 41 millones son menores de 5 años.
  • Actualmente la Organización Mundial de la Salud (OMS), estima que hay más de 2.500 millones de personas adultas en el mundo con exceso de peso, de las cuales aproximadamente 650 millones, son obesas.
  • Si se mantienen las tendencias actuales, las proyecciones indican que para 2030 casi el 40% de la población mundial tendrá sobrepeso y uno de cada 5 individuos será obeso. 
  • Uno de los objetivos de la OMS para el 2025 es reducir considerablemente este crecimiento e incluso invertirlo, la inmensa mayoría de los expertos en obesidad lo consideran poco o nada probable.

Se habla de sobrepeso ante un IMC (Índice de Masa Corporal) de 25, y de obesidad ante un IMC superior a 30 (kg/m2).

Más allá de lo puramente estético, el sobrepeso y la obesidad aumentan el riesgo de numerosos problemas de salud, como son:
  • Enfermedades cardiovasculares: cardiopatías, accidentes cerebrovasculares
  • Hipertensión arterial
  • Diabetes
  • Artrosis
  • Cáncer (de endometrio, mama, ovario, próstata, hígado, vesícula biliar, riñón y colon)
  • Síndrome de apnea obstructiva del sueño
  • Hígado graso (esteatosis hepática)
  • Hipercolesterolemia
  • Depresión
  • Ansiedad
  • Salud Mental y obesidad

Causas y Consecuencias de la obesidad

Causas

La obesidad se produce como causa las prácticas adoptadas por la población, relacionadas con el cambio en los patrones alimentarios, con un aumento de la disponibilidad de productos ultraprocesados (con altos contenidos de azúcar, grasa y sal) y una disminución de las preparaciones culinarias tradicionales, preparadas con alimentos frescos y saludables.

"Lo anterior, sumado a estilos de vida más sedentarios, jornadas laborales extensas, desregulación del mercadeo y publicidad de productos alimenticios no saludables, que favorecen productos que promueven la ganancia de peso, además de procesos de urbanización sin un planeamiento para una movilidad más activa y menos motorizada", argumentó Cadena.

Los principales determinantes sociales para esta problemática tienen que ver con el alto consumo de alimentos de alta densidad energética, bajo contenido de nutrientes, de azúcares, carbohidratos refinados, de grasas, principalmente saturadas, ácidos grasos trans, colesterol y alto consumo de bebidas alcohólicas.

Todo esto asociado a su vez a un pobre consumo de verduras, frutas frescas, carbohidratos complejos, fibra. "También se debe al aumento del tamaño de las raciones de alimentos, especialmente en restaurantes y cadenas de comidas rápidas; al aumento del consumo de alimentos procesados que conllevan a un aumento del consumo de carbohidratos simples o de grasas, principalmente saturadas y disminución en el consumo de carbohidratos complejos y fibra", enumeró Cadena.

Existen otros aspectos en la reducción de la actividad física que promueven a la obesidad, como la reducción del trabajo físico debido a adelantos tecnológicos, el uso cada vez mayor de transporte automotor, automatización de los vehículos y reducción del gasto energético en la operación de maquinarias y vehículos (cierre y ventanillas electrónicas, por ejemplo) Uso de ascensores y "escaleras rodantes", reducción del tiempo dedicado a jugar al aire libre, por inseguridad, por ejemplo, y preferencia por juegos electrónicos y la televisión.


Consecuencias

La obesidad no solo se ve en el físico (aumento de peso), sino también se presentan síntomas como debilidad muscular, baja autoestima, dolor articular, dificultad para respirar que puede finalizar en apneas del sueño.

Los niños con sobrepeso tienen muchas más probabilidades de convertirse en adultos obesos y, en comparación con los niños sin sobrepeso, tienen más probabilidades de sufrir a edades más tempranas diabetes y enfermedades cardiovasculares, que a su vez se asocian a un aumento de la probabilidad de muerte prematura y discapacidad.

Los adultos obesos tienen un mayor riesgo de sufrir enfermedades crónicas, tales como la diabetes, enfermedades cardiovasculares, y una menor esperanza de vida.


obesidad mundial

Relación entre la obesidad y la depresión

La obesidad y la depresión son dos de los principales problemas de Salud Pública, siendo ambas altamente prevalentes.

La obesidad es un factor de riesgo de padecer trastornos del ánimo. Ambas suponen no solamente un impacto importante en la salud y la funcionalidad de las personas, sino que también afectan enormemente al gasto sanitario de un país.

Salud Mental y obesidad:
Más del 40% de las personas con depresión son obesas.
Ser obeso implica un 55% más de riesgo de deprimirse. Diferentes estudios mencionan los simptomas de:

  • El sobrepeso en la infancia aumenta el riesgo de sufrir depresión mayor en la edad adulta. 
  • Los niños y adolescentes obesos tienen mayor riesgo de sufrir síntomas depresivos, especialmente las mujeres y población no occidental. 
  • La ansiedad es más frecuente en sujetos con sobrepeso y obesos, que en población general 

Es por todo lo anterior que depresión y obesidad deberían ser tratados de forma conjunta, sinérgica, y no como dos entidades independientes.

Sobrepeso y la obesidad infantil y juvenil

En relación al sobrepeso y la obesidad infantil y juvenil, las cifras tampoco son nada optimistas. El exceso de peso en las poblaciones más jóvenes continúa posicionándose como uno de los problemas de salud pública más importantes, afectando tanto a países desarrollados como a aquellos que tienen una renta media y baja, siendo estos últimos los que presentan actualmente un ascenso más rápido en las cifras. En 2019, la OMS estimaba que 38,2 millones de niños menores de 5 años tenían sobrepeso u obesidad.

El problema de la obesidad infanto-juvenil es preocupante por su magnitud, pero también porque conduce a su persistencia en la edad adulta, lo que constituye un factor de riesgo importante para el padecimiento de otras enfermedades. 

El inicio de la obesidad en la segunda década de la vida es un factor predictivo de padecimiento de obesidad en la edad adulta. Padecer obesidad durante periodos prolongados se asocia con un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares, inflamatorias, diabetes y cáncer, entre otras. 

Además de un problema de salud, la obesidad tiene otras implicaciones sociales y económicas que requieren una consideración y planificación adecuadas.


Las reglas de una dieta en colores

Una alimentación variada es una de las claves para que comamos todo lo que necesita nuestro organismo.

Color representativo de la nutrición

Los colores básicos son blanco, verde, naranja, amarillo, rojo y violeta. Cada grupo de color en los alimentos tiene una combinación específica de nutrientes que nos ayudan a estar mejor cada día.

  • El blanco, es color de luz y transparencia. Los alimentos de este colorido ayudan a reducir el colesterol, la presión arterial y prevenir la diabetes tipo II.



Nos ayudan: por su alta cantidad en ácido fólico, son muy importantes durante el embarazo para reducir el riesgo de malformaciones fetales, mientras que la luteína es un potente antioxidante que se encuentra en las hortalizas de hoja verde y que ayuda a mantener una buena visión.


Por qué: los alimentos de color verde son ricos en luteína, potasio, vitaminas C y K y ácido fólico. Entre las frutas verdes, destaca el aguacate, kiwi y uva verde. Entre las hortalizas, acelga, alcachofa, brécol, guisantes, calabacín, col, espárrago verde y espinaca.

Por qué: los alimentos de color blanco son ricos en fitoquímicos, como la alicina, un potentísimo antioxidante, y en potasio. Se encuentra en frutas como el melón en su parte blanca o la pera. Entre las verduras, en ajo, cebolla, coliflor, champiñón, espárragos blancos, nabo y puerro.

  • El verde, es balance y desarrollo. Son alimentos potentes en antioxidantes.


Color de la nutrición

  • El rojo, es un color que representa energía, calor y fuerza de voluntad. Los alimentos de este color ayudan a mantener una mejor salud cardiovascular, una memoria rápida, disminuye el riesgo de cáncer y enfermedades del sistema urinario.

Por qué: el Rojo indica que son ricos en poderosos antioxidantes.

Es el caso de la cereza, frambuesa, fresa, granada, manzana roja y sandía. Y entre las hortalizas, pimiento rojo, rábano y tomate .

  • El morado, el de la imaginación. Estos alimentos son ricos en antioxidantes y fitoquímicos, capaces de disminuir el riesgo de algunos tipos de cáncer, mantener la salud del tracto urinario y preservar la memoria.
Por qué: son ricos en antioxidantes y fitoquímicos. Sobre todo, arándanos, ciruelas, higos, maracuyá, moras y uvas negras. Y entre las hortalizas, berenjena, col, lombarda y remolacha.

  • El naranja, son colores alegres. Destacan porque en ellos encontramos betacaroteno, que en nuestro organismo se transforma en vitamina A. El amarillo, estos alimentos mejoran la visión, mantienen la piel sana y refuerzan el sistema inmunológico.

Por qué: el color naranja o amarillo indica que son alimentos ricos en beta-caroteno (pro-vitamina A), vitamina C, potasio y ácido fólico. Es el caso de albaricoque, limón, mandarina, mango, melocotón, naranja, níspero, papaya y piña, así como de la calabaza y zanahoria.


Situación en Colombia

Actualmente en Colombia la prevalencia de personas con exceso de peso es del 56,4 %, por lo que se puede considerar al sobrepeso y obesidad como un problema de salud pública en el país.


Según la Encuesta Nacional de Situación Nutricional (ENSIN) de 2015, en la primera infancia, la mayor prevalencia de exceso de peso se observa en los niños (7,5%) comparados con las niñas (5,1%). En la zona rural, la tendencia es al incremento, pasando de 4,6% en 2010 a 6,6 en 2015. Por su parte, el exceso de peso en las gestantes fue del 40%.

Consecuencias de la obesidad - Colombia


El exceso de peso en niños y niñas de 5 a 12 años afecta a dos de cada diez individuos (24,4%). La mayor prevalencia se presenta entre los niños y niñas sin pertenencia étnica, en los afrodescendientes, en la población del cuartil alto del índice de riqueza, en la región Bogotá y en las cabeceras.

El exceso de peso en los adolescentes colombianos se incrementó al pasar de 15,5 % en el 2010 a 17,9 % al 2015 (aumentó 2,4 p.p.). Por sexo, la mayor proporción de exceso de peso en las mujeres adolescentes (21,1 %). Es mayor en los cuartiles de riqueza medio y alto y en la región Orinoquia – Amazonia; sin embargo, se evidencia que este es un problema de todas las condiciones sociales y territorios.

La prevalencia de exceso de peso de la población adulta colombiana se ha incrementado en 10,6 p.p., pasando de 45,9 % en el 2005 a 56,5 % en el 2015, siendo más alta en las mujeres con respecto a los hombres.  

La obesidad abdominal en mujeres de 18 a 64 años se encontró en el 59,6 % de la población, mientras que en hombres se encontró en 39,3%, situación que confirma que esta problemática afecta mayormente a las mujeres del país.

Fuentes y Creditos:

http://www.postermedic.com/parcdesalutmar/pparcdesalutmar1715157/pdfbaja/pparcdesalutmar1715157.pdf

https://www.elsevier.es/es-revista-vacunas-72-articulo-obesidad-inmunidad-vacunacion-S1576988721000418#bib0475

https://doctorapaulamoreno.com/perdida-peso-saxenda/

https://www.minsalud.gov.co/Paginas/Personas-con-obesidad-y-sobrepeso-priorizadas-para-vacunacion.aspx

http://www.planetaholistico.com.ar/Comidacon5Colores.html


Youtube Channel Image
Health - Fitness tips and Dogs Subscribe To watch more Wellness-Health tips
Subscribe